10 Rolas para morir y resucitar 3 días después

10 Rolas para morir y resucitar 3 días después

Días de melancolía se respiran en nuestra ciudad, siendo la única época del año donde se pueden tener tiempos sensatos de transportación, además, claro, por la resurrección de nuestro señor Jesucristo; por ello me parece grato hacernos un homenaje con rolas para la resurrección de nosotros mismos:

Esta maravilla podría bien ser, el soundtrack perfecto en caso de un holocausto nuclear, ¿y quién no le teme a ello cuando eso depende del ego de 2 de los payasos más poderosos en el mundo? Bahhh, igual renaceremos, como dicta la profecía…

Y si bien nos va, el apocalipsis sería como hasta ahora, vía extinción de consciencia… como lo propone Supertramp en esta maravilla de track.

Aún sin comprenderla, era ésta el soundtrack de mi última ruptura significativa; el feeling en ésta es abrumador, hermoso; un oximorón por su cualidad de estremeserte y confortarte a la vez; una poesía menor al amor ausente al que todo le apostamos.

Creo que “I never said I was deep” es uno de los himnos y esencia de todo hombre a los veinte’s, y si no, probablemente algo estés haciendo mal; pisar fondo debe ser peón del éxito, no tu cama.

No creo que haya mejor canción para poder permanecer muerto, sabiendo o no, que resucitarás al tercer día; “Conforting Sounds” es una invitación a madurar, para no estar muertos en un mundo lleno de sabiduría por doquier.

‘The Past Is Now Part of My Future’ (Self, 1995-2015), es un interesantísimo compilado que fungió como homenaje a los 20 años del fanzine español Self, contando con destacadas participaciones, tales como Comando Suzie, Breton Armada o Kosmos & Ginebra, resaltando exquisitas melodías como ésta.

Ya que andamos en español, cómo no contar con Grado 33, uno de los discos más bellos que España ha concedido. Un himno a los depresivos, pero mejor salir de ahí, aunque pocos sepan cómo; decía Robert Smith: “Es muy fácil caer en una depresión alimentada por la falta de sentido de la existencia”.

“The Chauffeur” es una de las rolas que más me provoca querer ser un maldito vampiro (murciélago), por ahí mi sobrenombre de Mucsiélago; acordes que erizan la piel e invitan a resurgir de las sombras después de muerto. La rola perfecta para escuchar como fondo a la tormenta que da indicios de la resurrección de Jesucristo, o cualquier otro ser extraterrenal.

La elegancia y delicadeza de esta lengua romance, naturalmente, llevará siempre kudos extra en su andar, sin quitarle mérito al canadiense Bernardino Femminielli, por supuesto.

Connan Mockasin y Sam Dust, dan vida a aquella chica que todos hemos conocido, por lo menos una vez en la vida, aquélla que nunca para de mentir y llorar cuando toda ha acabado… Acompañada de una singular portada que evoca extrañeza, sensualidad y coquetea con la idea de híbridos humano-mitológicos tras sobredosis lisérgicas.

Playlist Spotify: