Karamazov, todo está permitido

12674257_977283052309575_1550539556_nCentro Cultural Helénico

Martes del 26 de enero al de 19 de abril, 2016

 

PERSONAJES

 

UNA PERRA MADRE: cruel, que tal vez no pudo ser de otra manera.

KARAMAZOV: la primera hija de una triada de endemoniadas criaturas. Presumida y ególatra de cualidades raciónales por encima de las sentimentales. Laica y profana de la divinidad que predispone y arrasa. Viste con elegantes atuendos como recién llegada de Moscú.

HERMANA KARAMASOV: es la antitesis de su hermana mayor, es creyente y obsesiva en el amor. Hace ver la pasión repugnante. Reprimida y espiritual está convencida de que su madre le quiere quitar a su prometido. Ingenua si lo pensamos bien.

LA SIRVIENTA: por la sangre de la criada corre el flujo repugnante de un bastardo con herencia demente y criminal. Tratada con el mayor rigor, es sucia y entrometida, suele pensar como se le dice que lo haga. Por las venas de este trío dramático hierve la sangre de su perra madre. Diferentes pero al final iguales, corruptas, manchadas cual arrollo contaminado que pudre y envenena todo a su paso.

EL CABALLERO: tal vez se imaginará el lector que un caballero se yergue triunfal. Pero no hay tal. Muy al contrario, de naturaleza enfermiza, un pálido y endeble soñador. La mayoría de esos libertinos son bastante inteligentes y astutos; complacientes y oportunos de la fortuna ajena. Es un caballero de poca monta.

UN TIPO EXTRAÑO: un perfecto imbécil. Pisoteado frente a su hijo, es capas de olvidar lo sucedido por un poco de dinero.

UNA LUGAREÑA: idealista, sufragista, moderna y creyente del porvenir para las mujeres emprendedoras.

TODO ESTÁ PERMITIDO

 

Ahora bien, todo se enreda. ¿Por qué alguien se quedaría en un sucio pueblo si se va a cometer un crimen? Es evidente que la tensión nos lleva por el camino de la tragedia. Se puede describir a los personajes solo por su forma de caminar. Son enfermos, eufóricos, tristes, violentos y lúcidos. Su vida siempre está matizada por el dramatismo.

Es una puesta en escena de la última y más importante novela de Fiódor Dostoievski, adaptada y protagonizada por Ylia O. Popesku y María Inés Pintado. Una especie de montaje existencial, filosófico, ético y teológico de la triste condición humana, siempre en situaciones limite en el borde de un abismo.

En Karamazov, todo está permitido, con sólo una luz cenital que alumbra y ofusca la naturaleza, sobre una tarima ligeramente inclinada, una mesa y dos sillas, la compañía instala esencialmente la obra de uno de los pilares de la novela. Aquel que logró esculpir paso a paso la atormentada psique logrando personajes difíciles y marginales marcados por el odio y la locura. Es indispensable para todo aquél que gusta del teatro interpretado con oficio.

Comments

comments



About

Una cosa complicada es el interior de la mente humana, me apropio de múltiples talentos y algunos secretos, de honestidad justificable cual medicina fuerte para un niño débil. Soy como una extraña sensación que se mueve dentro, pues sabe a dónde ir.


'Karamazov, todo está permitido' No hay comentarios

Sé el primero en comentar!

¿Te gustaría decirnos qué piensas?

Your email address will not be published.

Advertising